Bankinter lanza un fondo de inversión centrado en el metaverso

Bankinter acerca el metaverso a los inversores y se convierte en el primer banco español en lanzar un fondo centrado en esta industria que los expertos estiman que desencadenará una revolución más importante que la que ya supuso Internet hace más de 30 años. Para ello, el banco ha formalizado un mandato a la reconocida gestora francesa Edmond de Rothschild AM, para que diseñe y gestione el nuevo fondo de inversión que se lanza en exclusiva para clientes del banco.

Potencial de la industria del metaverso
El flujo económico que estima Edmond de Rothschild AM, basándose en informes sobre la industria del metaverso, como el de ReportLinker, es que esta llegue a mover una cifra de negocio mundial de 759.000 millones de dólares en 2026, frente a los 107.000 millones registrados en 2020. La estimación de algunos expertos es que el tamaño de este nuevo mercado crezca un 867% en el periodo 2021-2024.

El metaverso combina realidad virtual y aumentada con experiencia real y cambiará el modo de consumir en muchos sectores. Ahora comienza su etapa de crecimiento y esta es la razón por la que los expertos recomiendan anticiparse, para poder aspirar al potencial de rentabilidad que tendrán valores sectoriales que serán influyentes en el metaverso.

Fondo para invertir en el metaverso
El foco del fondo se centra en invertir en compañías, tanto tecnológicas como de otros sectores, pero no de manera cortoplacista en mercados solo centrados en tecnología sino con el horizonte a medio plazo, con el objetivo de maximizar las posibilidades de rendimiento de los valores en los que invierte. De esta forma, el fondo propone a los inversores un horizonte mínimo de inversión de cinco años. Es un producto global, porque invierte sin ningún tipo de restricción geográfica, y multisectorial.

Sectores relacionados con el metaverso en los que invierte
En cuanto a los sectores en los que invertirá, para simplificar la amplia gama de ellos que serán determinantes en el metaverso, Edmond de Rothschild AM, invirtiendo en toda la cadena de valor que ofrece y ofrecerá el metaverso:

Interfaz humana: engloba a aquellas empresas cuya tecnología será indispensable para poder acceder al metaverso, por ejemplo, dispositivos de realidad virtual y aumentada (como cascos), metaplataformas o equipos inteligentes. Entre los valores que están en la cartera del fondo figuran Sony, Nvidia, Microsoft, TSMC o Apple.
Infraestructura: incluye compañías que desarrollan tecnologías que permiten la conectividad, como Wifi, cloud o centros de datos. Ejemplos de valores en cartera son Akamai, Verizon o OVH.
Experiencias y nuevos casos de uso: este ámbito comprendería empresas que ofrezcan herramientas de software y finanzas, seguros cibernéticos, videojuegos, herramientas de diseño, motores 3D de mapeo geoespacial, gamificación, bienes de consumo de lujo, entre otros. Un ejemplo de un valor es el gigante del lujo, LVMH, pero también Alphabet o, en otro sector completamente diferente, como el del seguro, Axa.
Inversión mínima para invertir en el metaverso
Bankinter lanza junto con Edmond de Rothschild AM este fondo para clientes del banco con el fin de ofrecer un producto innovador que despierte el interés de muchos inversores de Banca Privada. Sin embargo, el banco ha querido ampliar este universo potencial y abrirlo también al pequeño inversor, democratizando su acceso al fondo, ya que se podrá contratar desde 100 euros.

Uno de los primeros fondos europeos en invertir en el metaverso
Este fondo se convierte en uno de los primeros de Europa en invertir en el metaverso. Para su gestión cuenta con un equipo de inversión de Edmond de Rothschild que atesora una media de 13 años de experiencia tecnológica y financiera, apoyados, a su vez, por especialistas temáticos que identifican oportunidades en toda la cadena de valor del metaverso.

Este equipo se distingue por estar entre los primeros en apostar por inversiones relacionadas con la realidad virtual, la aumentada y todas las tecnologías que harán posible el metaverso. Asimismo, aplican un enfoque flexible, en el que la selección de valores dinámica es lo que más contribuye a la rentabilidad de la cartera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here