La vida en remoto que ha llegado para quedarse

La pandemia fue una prueba de estrés para muchos tipos de servicios remotos y ha transformado nuestra forma de vivir, trabajar y socializar. ¿Qué cambios se mantendrán?

La pandemia de la COVID-19 encogió nuestro mundo, reduciéndolo a nada más que las paredes de nuestros hogares. Pero, mientras estuvimos confinados, el mundo siguió girando: teníamos reuniones, citas, celebrábamos las fiestas y quedábamos con amigos para tomar algo. ¿La única diferencia? Lo hacíamos todo detrás de una pantalla. Resulta casi inimaginable hacer una lista de 10 tecnologías que cambiarán el mundo en 2021 sin reflexionar sobre cuánto de nuestras vidas se ha trasladado al entorno online. La pandemia fue un curso intensivo sobre cuántas cosas podemos hacer en remoto cuando es necesario. También qué aspectos de la vida sufren más cuando solo los experimentamos de manera virtual. Aunque se produjeron cambios en todas las partes, hubo dos servicios cuyo impacto en el bienestar general y la calidad de vida de las personas fue especialmente importante: la atención médica y la educación. De repente, herramientas online como Zoom se convirtieron en un salvavidas crucial para muchos. Pero el cambio más significativo no tuvo que ver con la tecnología en sí (las teleconferencias y la telemedicina estaban disponibles desde hacía ya mucho tiempo) sino con nuestro comportamiento. ¿Qué funcionó y qué no? ¿Qué ha venido para quedarse y qué no? ¿Y qué hemos aprendido que podría ayudarnos a prepararnos mejor para el futuro? Analizamos desarrollos en Asia y África que podrían ser un ejemplo para el resto del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here