Se avecina un efecto boomerang en el mercado de chips

La sostenida escasez de chips que aqueja a los fabricantes de todo tipo de productos, desde automóviles hasta teléfonos inteligentes se siente de diferentes maneras.

La escasez resultante llevó a las empresas, incluidos los fabricantes de automóviles, a recortar la producción, retrasar los envíos y pagar fuertes primas por los chips. Los recientes confinamientos en China hicieron que los ejecutivos mundiales hicieran graves advertencias sobre los atascos del suministro hace muy poco.

Un ejemplo de ello es General Motors que debió producir 95.000 vehículos sin ciertos componentes en el segundo trimestre del año.

El fabricante automotor dijo en un documento a los reguladores federales el viernes que la mayoría de los vehículos incompletos fueron fabricados en junio y que espera que la mayoría de ellos sean finalizados y vendidos a concesionarios antes de final del año.

Los vehículos no vendidos equivalieron a 16% de las ventas totales de GM de abril a junio. La compañía dijo el viernes que vendió más de 582.000 vehículos durante el trimestre, 16% menos que hace un año.

“Estamos trabajando activamente con nuestros abastecedores para resolver los problemas cuando surgen para poder satisfacer la demanda acumulada de los consumidores”, dijo General Motors en una declaración.

Qué dicen los fabricantes de chips

Algunos fabricantes de chips, entre ellos Micron y AMD, han avisado de una baja de la demanda a medida que la inflación limita el gasto, y pese a que se alivia una escasez mundial de semiconductores que ha durado dos años.

Las acciones de fabricantes de chips de todo el mundo caían el viernes después de que el fabricante de chips de memoria Micron Technology Inc pronosticó el jueves unos ingresos mucho peores de lo esperado para el trimestre actual y dijo que el mercado se había “debilitado considerablemente en un periodo de tiempo muy corto”.

Las acciones de las taiwanesas TSMC y MediaTek, del fabricante holandés de chips ASML, de la firma franco-italiana STMicroelectronics y de la alemana Infineon cayeron el viernes.

La inflación lo cambió todo

el aumento de la inflación en todo el mundo ha hecho que los consumidores se aprieten el cinturón, y las restricciones de China también han afectado a la demanda. Como resultado, las ventas de teléfonos inteligentes y computadoras personales han disminuido drásticamente.

“Creemos que los clientes de smartphones y PC tardarán un par de trimestres en quemar el exceso de inventario antes de iniciar una reposición”, escribieron los analistas de Needham en una nota, tras los resultados de Micron.

Según Gartner, se espera que los envíos de teléfonos inteligentes a China, el mayor mercado del mundo, se reduzcan en un 18% este año. Los envíos mundiales caerían un 7% debido a los problemas de la cadena de suministro y a la guerra entre Rusia y Ucrania.

Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles de Europa, dijo el martes que la escasez estaba disminuyendo y que, en consecuencia, aumentaría la producción de vehículos eléctricos en la segunda mitad del año.

Los precios de las tarjetas gráficas utilizadas en la minería de criptomonedas y en los ordenadores para juegos se venden en su mayoría a precio de lista (el recomendado por el fabricante), después de haber tenido grandes primas durante la pandemia, según 3DCenter.

Samsung Electronics, el mayor fabricante de chips del mundo por ingresos, pidió a principios de junio a sus proveedores que redujeran los envíos debido a la acumulación de inventarios, según Nikkei Asia.

La inflación y la falta de demanda podrían generar un efecto boomerang dando como resultado un exceso de chips en el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here